domingo, 28 de julio de 2013

 

Al comienzo del estudio se intentaba llegar a Nazca con el fin de relatar las diferentes posturas acerca de su función, antigüedad y la identidad de los diseñadores de las famosas
Líneas de Nazca, la sorpresa llegó al utilizar herramientas informáticas aplicadas hoy en ingeniería civil sobre miles de formaciones que en el valle de Nazca y alrededores se conservan desde hace milenios sin dataciones concretas hasta la fecha. Debido a mi experiencia de 10 años trabajando en la dirección de la planificación de proyectos de ingeniería civil para organismos como el Ministerio de Fomento, Xunta de Galicia y la Diputación de Pontevedra en empresas privadas, pude observar como las formaciones fueron elaboradas con TOTAL CORDURA Y UN SENTIDO CONCRETO , es decir, en ellas hallé una geometría absolutamente reconocible, y después de estudiarlas más en profundidad, tomar las debidas mediciones y sacar cálculos; me atrevo a realizar con contundencia varias afirmaciones que ahora intentaré adelantar en breves pinceladas:





 Nazca, es el MAYOR PLANO de delineación del MUNDO, y uno de los más antiguos.
 En Nazca las medidas son más perfectas de lo que hasta ahora se afirma, un 2x1000 de error en su rectitud.
 Sus creadores utilizaron un sistema decimal y conocían las escalas métricas.
 En dicho plano no existe ningún elemento fuera de una intención preestablecida.
 Se realizo en conjunto donde todos los elementos forman parte de un único sistema y son esenciales para completarlo, ninguno está diseñado al azar.
 Nazca tiene un sentido y una función principal, que fue la de orientar a los viajeros del pasado más remoto.


Es la mayor muestra de tecnología en el pasado humano y según lo observado hasta ahora, superando incluso a la Gran Pirámide.

 Dicho plano utiliza líneas, flechas y cotas con diversas medidas para indicar los diferentes rumbos hacia las costas del mundo, incluyendo las principales islas aisladas en cada océano.

 Además, se utiliza una técnica de capeado de una dificultad extraordinaria, lo cual implica una concepción tecnológica totalmente anacrónica para su época, dicha técnica demuestra un conocimiento absoluto de la geografía terrestre por parte del ser humano miles de años antes de lo aceptado por la arqueología moderna.



 Esta información sólo se contempla con todos sus elementos desde cierta altitud (no más de 800m) y en ningún caso es posible desde ninguna otra altura, ni desde el suelo. Por lo tanto, dicho requisito implica la existencia de hombres que volaban en la antigüedad, o mejor dicho, que poseían diversas habilidades técnicas conservadas de su pasado y que preferían unir las largas distancias en líneas rectas que solo el aire las podía proporcionar.

 Al inicio del estudio, me inclinaba a pensar que estos diseños indicaban puntos claves en el planeta, pero después de los análisis, los resultados dan las costas de todo el globo, incluyendo las más remotas.

 
 OTRAS HIPÓTESIS 1.- Lugar de culto. Varias culturas han vivido desde hace 2.000 años en los alrededores de la Pampa del Ingenio, donde hacían dibujos similares a los que se han encontrado en sus cerámicas o tejidos. Johan Reinhard propone que las líneas forman parte de cultos para atraer el agua, el bien más preciado. Algunas unen la zona con montañas lejanas, consideradas mágicas. En resumen, sería un importante centro religioso de los últimos 1.000 años. 2.- Líneas de agua. Algunos estudios proponen que ciertas líneas siguen acuíferos subterráneos y servirían como indicador de los mismos y para hacer pozos de extracción. Pero esto sólo explicaría algunas de ellas... 3.- Telares. En los 80, Henri Stierlin propuso que se trataba de una especie de telar gigantesco, una ocupación relacionada con el culto a los muertos.

En cuanto a la teoría de la representación astral, ésta, se basa en afirmar que las líneas representan la distancia entre una estrella y su estrella principal, que se representa como un punto de intersección de líneas que parten desde el centro hacia fuera en diferentes direcciones.

Al visualizar estos planos, utilizados para establecer la relación con las constelaciones, se detecta que carecen de cientos de estas gigantescas flechas y líneas.
 
Para poder interpretar un plano correctamente es necesario contar con «todos sus elementos» sin la exclusión de ninguno y mucho menos, elementos tan importantes como unas flechas de kilómetros cuadrados que aparecen por todo el plano curiosamente adheridas a las larguísimas líneas que atraviesan todo el valle y de momento —agárrese— no figura todo en los planos creados hasta la fecha, en los planos que poseemos en nuestras propias manos.
Bien ¿por qué no aparecen? De ningún modo por error de María Reiche, sino por culpa de que algunas de estas flechas están creadas con un tono mucho más tenue que las famosas líneas ya descritas. Otro motivo es su enorme tamaño. Son kilométricas áreas de este color cobre tan tremendamente parecido al del resto lo cual destaca muy poco esta diferencia.

En realidad, desde el suelo, estas enormes flechas son casi imperceptibles. Allí solo se puede apreciar un cambio de tono al pasar de una zona a otra. Tampoco son apreciables desde mucha altura ya que para poder observar esto tenemos que coger cierta altitud correcta.
subimos a los 1.500 metros de altura se puede observar que estas flechas han desaparecido, no se ven por ninguna parte, esto es muy importante ya que significa que sólo a cierta altura (entre unos 300 y 1.000 metros de altitud) se puede acceder a la información de algunos elementos que forman el plano. Al descender otra vez, estas flechas han aparecido como por arte de magia, es curioso como ahora nos damos cuenta de una información totalmente distinta. Aquí, a esta altura, podemos apreciar todo lo que en este tablero se intenta explicar.
 
En el caso de la teoría de María Reiche, la del calendario, veremos que falta información, está incompleto; no sólo porque faltan algunas flechas sino porque existen polígonos a los que no se les dio un sentido. Y esto tiene una explicación. Estos famosos polígonos o cuadros no son más que otras flechas incompletas. El motivo principal de su inacabado aspecto es precisamente su gran tamaño en relación con ciertos factores como:

1º La acción de las personas que las han mantenido año tras año durante milenios, e incluso la restauración que recientemente realizó María Reiche, han dejado errores.

2º A pesar de la sequedad del ambiente, fenómenos como el Niño han provocado las sucesivas inundaciones acaecidas en el lugar, generando la confusión que hoy vemos en las imágenes por satélite. El primer culpable: las aguas, que deformando las líneas, sobre todo las flechas más delicadas, en ocasiones las cortan, siendo arrebatadas de un «pedazo» sumamente importante de su geometría original.

Posteriormente las reparaciones y restauraciones se realizaron desde el suelo, no habiendo ya nadie que pudiese comprobar la integridad de las mismas desde el aire. Esto ocasionó que se confundiese el surco que había dejado el agua con el final del perímetro exterior. Esta restauración errónea fue la culpable de que posteriormente se siguiera manteniendo dicha flecha con esa geometría incompleta. 

Al descender a los 200 o 300 metros hay ocasiones en las que está muy claro que originalmente estos polígonos estaban cortados dándoles la apariencia de romboides pero sin forma definida aunque son flechas como se aprecia perfectamente en muchas de ellas. Otras flechas están representadas de forma diferente ya que su posición, su funcionamiento y método de expresión era otro pero su función era la misma: indicar un sentido, orientación, medida y escala, ahora lo explicaremos.

Es difícil seguir estos rastros de líneas ya desaparecidas, para ello es necesario acudir a las imágenes por satélite con una perpendicularidad total para así poder apreciar estas pequeñas diferencias de tonalidad.

3ª La intención de sus diseñadores. Estos cortes en ocasiones se deben a cuestiones de espacio, más adelante lo veremos al explicarlo con las escalas métricas.

 
4º La acción del hombre moderno. Teniendo como ejemplo principal, a simple vista, la nueva autopista panamericana que corta el glifo de un cocodrilo por la mitad, y otros ejemplos más.

Por otro lado, Reiche se fijo mucho más en los símbolos que en las líneas y flechas. No es de extrañar puesto que son lo más perceptible y notable desde el suelo, además estos fueron lo más atractivo a la vista que había en dicho valle, tanto a ojos del gran público como a los de los mismos estudiosos.

Pues bien, si aceptamos todos estos errores y trazamos un nuevo plano basándonos en las imágenes por satélite de los que hoy disponemos, nos vamos a percatar de una gran diferencia con respecto al plano creado por Reiche y a algunos posteriores. Para ser más exactos, aconsejo que utilicen el método de nuestros actuales consultings de ingeniería civil.

Adquieran primero las imágenes de satélite en alta resolución, posteriormente ingrésenlas en un programa de diseño CAD y solápelas creando un único archivo de gran peso. Ahora oriéntelo correctamente al norte y traslade dos puntos clave del mapa a sus coordenadas en el espacio. De este modo, el plano no solo estará correctamente orientado, también escalado a la perfección.
Cuando disponga de todo esto ya solo tiene que utilizar el mismo método usado actualmente por el Ministerio de Fomento para calcular las expropiaciones al hacer carreteras, el cual consiste en trazar una línea ajustándose a la imagen. ¿Qué plano obtenemos? Uno totalmente distinto.
   
En primer lugar, a gran escala (unos 2.000 metros de altura) se observan las kilométricas líneas que atraviesan el valle en diferentes direcciones; son rectas y son finas pero tan sumamente claras que su gran contraste con el terreno las hace visibles hasta 5.000 metros de altitud.

En segundo lugar, a escala media (unos 1.000 metros de altura) encontraremos estas inmensas flechas de un color más oscuro, siendo menos perceptibles al ojo al suponer un menor contraste con el terreno.

En tercer lugar, a pequeña escala (unos 500 metros) hallamos los famosos signos o símbolos; la araña, el mono...

 
 
Como podrá observar, las líneas se cruzan a lo largo de la llanura en todas las direcciones, pero existen algunos cruces principales en los que las líneas no se cruzan, sino que se juntan, es decir, dichas principales intersecciones, las cuales fueron tomadas por centros de galaxias por algunos estudiosos, son puntos esenciales en nuestro plano desde los que parten las líneas hacia todas direcciones, líneas que en ocasiones comunican dos de estas intersecciones principales.
 
 
DIFERENTES CAPAS, ELEMENTOS

Comenzamos comentando los diferentes elementos que se encuentran en Nazca para poder comprender su complejo funcionamiento. Hasta ahora hemos comentado la dificultad que Reiche y otros tuvieron que afrontar para reconocer las figuras existentes: Hablamos de líneas y flechas que no fueron reconocidas o simplemente que su mantenimiento no fue el correcto. Precisamente ese motivo es la causa principal de su deformación. Pero veamos sus diferentes elementos:


En primer lugar destacaremos las tonalidades que poseen las diferentes partes, que dan un acabado distinto a cada clase de pieza de esta gran maquinaria. Esto aporta un grado más de complejidad y detallismo a lo que se quiere representar, facilitando y complementando la tarea de interpretación del plano por parte del usuario.

En el caso de las líneas, el contraste con el terreno es mucho mayor que en el caso de los polígonos y figuras y su rectitud como dijimos, con sólo errores del 2x1.000, (es decir, tan sólo un metro de error cada 500 metros); Se debe a que debían ser más resaltadas y precisas debido a su función y su importancia. En segundo lugar tenemos otra capa a menor contraste con el terreno. Esta, aunque menos resaltada, es sumamente relevante. Se trata de unos polígonos y flechas que adosados a las líneas, completan su significado. Y precisamente este menor contraste no se ha creado con la finalidad de que se viesen menos sino para aportar una diferenciación más y así beneficiar la comprensión del plano. A pesar de tanta complejidad, ello ha contribuido a dificultar su identificación y estudio ya que estas con menor contraste denotan sobre todo un trazo más fino.



Las cuadrículas de puntos son zonas de 100 metros de diámetro y están formadas por una capa blanca a la que se le han dejado círculos donde la tierra es más oscura y están distribuidos en forma de cuadrícula de 6.2x7.2 metros aproximadamente entre punto y punto.



 A estos se les suman las «líneas de parrilla» o acotación, tan delicadas como los signos, y que cruzan las diferentes zonas que circundan (las ya comentadas intersecciones y flechas) de un modo perpendicular a la orientación de las mismas.

Para que Nazca funcione, dónde ningún elemento escapa a una función concreta, las diferentes capas deben ser comprendidas y combinadas adecuadamente, valorando la dimensión y la orientación como factores de suma relevancia, según las observaciones de Reiche.


¿QUÉ NOS INDICAN?
Empecemos por las famosas líneas. Como ya comentamos están marcadas con gran contraste en el terreno y cruzan el valle de un extremo a otro. Son kilométricas y su función fue la de indicar una orientación, una vía de acceso o partida con una dirección concreta.

Una línea, es el camino más corto entre dos puntos, los cuales pueden estar a distancias diferentes y en sentidos opuestos. Dichas líneas indican precisamente eso, la dirección; no el sentido, ni mucho menos la distancia hasta el objetivo.


En segundo lugar, vemos los famosos rectángulos o polígonos principales que, como comentábamos son flechas. Éstas, de un colosal tamaño, hasta 150 metros de grosor y 1.500 metros de largo, sirven para indicar direcciones de igual manera que las líneas pero se distinguen en que su función principal era resaltar el sentido y orientación de dicha ruta, además de la distancia del recorrido a seguir.
Esta distancia es directamente proporcional a la longitud del polígono, la cual se halla midiendo su longitud multiplicada por la escala que imponen otros elementos que luego comentaremos, como las líneas de cota y líneas de referencia.

Como en páginas atrás hemos dicho estos rectángulos constan de una superficie poligonal a un menor contraste que las kilométricas líneas y en ellos se distinguen dos puntos, en algunos casos incluso tres, de color oscuro, los cuales se alinean sobre el eje poligonal afianzando la dirección de la línea. Evidentemente estos polígonos están adosados por el eje que imponen dichos puntos a las líneas, las cuales confirman la dirección marcada por el polígono.

Estos rumbos principales serian los más utilizados por los aero navegantes de la antigüedad, necesitando ser resaltados incluso con más precisión debido a su relevancia.
Adosadas a éstos, y también por separado, nos encontramos las flechas que, repartidas por el plano, se orientan en todas las direcciones. Estas flechas tienen unos tamaños que van desde los 100 metros por 20 de ancho, hasta los 1.500 metros de largo por 150 metros de ancho. Su número es mayor incluso que el de las mismas líneas. El motivo por el cual van adosadas y centradas al eje con algunas líneas es precisamente el de completar su significado ya que aportan un sentido en concreto a la dirección indicada por dicha línea, de igual modo que sus hermanas mayores, (los polígonos y flechas) cortados con intencionalidad.
Otras siguen estos polígonos en direcciones opuestas y algunas sueltas, más pequeñas, indican direcciones de menor relevancia.
Digo menor relevancia en cuanto a que la distancia del recorrido es menor, no por la importancia política o económica, ni por el poco o mucho uso que se hacía de la misma. Lo importante era la vida, la vida de estos aeronautas que, confiando ciegamente en esta información, se adentraban en los más inmensos y peligrosos océanos jugándose la vida misma.

 
"DIRECCIONES DE LAS FLECHAS DE NAZCA"

Los dos tipos de flechas contienen gran funcionalidad. Indican por un lado un sentido y orientación, y por otro, la distancia hacia el objetivo. Hay que diferenciar tres clases de orientación para las flechas:
1_ La dirección ofrecida por el eje longitudinal que se obtiene de la misma flecha tomando primero como punto de referencia el punto central o medio de la línea posterior o «de base», y como segundo punto, la punta misma de la flecha.
2_ En algunas flechas, por cuestiones de espacio, este eje se ha modificado desplazando el punto de referencia posterior lateralmente.
3_ La dirección que se obtiene al calcular la línea que parte desde la punta de esa misma flecha para cruzar posteriormente todo el valle.
Estas son las opciones de las que disponemos para encontrar los rumbos; siendo en ocasiones válido, incluso el tomar la dirección opuesta
 
FLECHAS SIMPLES - TIPOLOGÍA  

 
Las flechas triangulares sencillas, constan de una geometría triangular intacta acompañada en ocasiones de una o varias líneas gruesas aportando varias direcciones distintas. Estas se encuentran mayormente en el exterior del valle, en zonas con arena diferente.
Son las más sencillas y las que más claramente indican el rumbo y la longitud porque están separadas de más elementos que alguna otra línea. Mediante simples puntos de indicación se puede extraer la longitud.

En ellas, la medida se halla desde un punto cercano al eje de la base de la flecha, hasta la marca del extremo opuesto; es decir, la punta de la misma flecha.



Esta medida es multiplicada por la escala impuesta por unas marcas situadas en sus laterales, las cuales muestran una longitud directamente proporcional a dicha escala.

Las flechas «incompletas» son aquellas que tienen una geometría triangular inacabada, las cuales constan de los mismos atributos que las simples pero aportando un corte de cota al cortar la flecha.



Las «flechas de tablero simples», son una variante, están dentro del valle de Nazca mismo y acompañan a los ya famosos mono, araña, alcatraz, espiral… etc. Se distinguen de las demás porque están acotadas, es decir, están acompañadas de cotas que marcan el inicio y el final del recorrido indicando la longitud.




FLECHAS COMPLEJAS



Estas flechas, que se hallan formando grandes tableros en las llanuras centrales, están completadas con más elementos y su funcionamiento es diferente ya que estas partes adicionales son un aporte complementario a la información que obtenemos de la misma flecha. Dando así no sólo claridad y precisión a la marca, sino también designando otros datos como objetivos intermedios y escalas diferentes.

Las flechas de tablero complejas combinan varios rumbos, escalas y longitudes distintas. Son las mejores creaciones de los nazca y seguramente, los destinos de mayor importancia.





Para entender el funcionamiento de estas flechas complejas, es necesario conocer tres clases de elementos más: las «líneas de cota», las líneas de «corte o referencia» y las «marcas de escala».

 

LÍNEAS DE COTA

Son unas líneas de poco grosor y se distinguen por ir acompañando longitudinalmente a estas «flechas complejas». Su función es la de resaltar el INICIO y el FINAL de la distancia o el valor a multiplicar.


LÍNEAS DE CORTE O REFERENCIA

Estas son líneas que se encuentran en estos marcos y atraviesan la flecha transversalmente, es decir, la cruzan marcando un punto intermedio; otro punto a valorar en dicho cálculo. En ocasiones vuelven a cruzarla indicando más puntos de referencia.



 
MARCAS DE ESCALA

Estas son las indicadoras de la escala a la que se trabaja, las cuales comentaremos al explicar los diferentes tipos de cálculo. Su medida era directamente proporcional a la escala aplicada.






INTERSECCIONES


 
Las intersecciones son las mayores formaciones de Nazca, combinan flechas en direcciones opuestas y escalas diferentes. Éstas suponen el mayor logro de ingeniería en el pasado además de suponer un profundo conocimiento de toda la geografía terrestre.
El análisis de este tipo de intersecciones nos aporta direcciones y distancias correspondientes a diversos puntos de costa en el planeta.

Estos diseños son grandes agrupaciones de flechas. Utilizan tipos diferentes de estas para conseguir desarrollar el cálculo. Combinando flechas en diferentes direcciones y aplicando la escala según el tipo de flecha, se consigue el resultado además de un «ahorro extra» de terreno y así evitar toda confusión lineal.

Estas intersecciones tenían precisamente esa función. El ejemplo aportado es sólo una pequeña muestra de lo que en Nazca se esconde.

Están en esta pampa por todas partes y son los elementos más interesantes en el estudio de este gran plano.
 
DIFERENTES MÉTODOS DE ESCALA


Existen dos comportamientos diferentes al multiplicar:

EL MÉTODO SIMPLE: multiplicar la distancia total de la flecha por la escala impuesta por la «marca de escala». Este método es usado en las flechas simples.


 




FORMULA DE LAS FLECHAS SIMPLES:

DISTANCIA TOTAL (EJ. 0.7KM) X ESCALA 1/10.000 = PUNTO DE COSTA (EJ.7000KM)






 
EL MÉTODO COMPLEJO implica:



Primero, el interpretar la distancia total de la «LÍNEA DE COTA» como la distancia total hasta el otro extremo del globo (CAMBOYA, cerca de ANGKOR), unos 20.000 KM Aprox.
Segundo, el medir la distancia hasta el punto intermedio de la medida (LA LÍNEA DE REFERENCIA).
Y tercero, hacer un sencillo cálculo de «REGLA DE TRES» multiplicando esa "medida intermedia" por la escala impuesta por la «LÍNEA DE COTA»
Para poder comprenderlo, pondremos un ejemplo: si la distancia total de la línea de cota es de 1km y la distancia total de la tierra son unos 20.000kms, la escala a trabajar sería de 1/20.000, y si el punto intermedio o la línea de referencia está a 500m (la mitad), el objetivo estará a 10.000kms.

Otro ejemplo menos reconocible es el de las flechas complejas de 800m, las cuales dividiendo la distancia total hasta el otro lado del globo (20000kms) entre esta distancia, obtenemos la escala 1/25.000. En este caso no tan inusual, la longitud de la línea de referencia (la distancia intermedia), se multiplica por esta escala, consiguiendo así el resultado apropiado para llegar a la costa en esa dirección.



LA FÓRMULA EN FLECHAS COMPLEJAS:

DISTANCIA TOTAL DE LA TIERRA (20.000KM)/ LONGITUD DE LÍNEA DE COTA (0.8KM)= ESCALA (EJ.1/25.000) X LONGITUD MARCA DE REFERENCIA (EJ. 0.5KM) =

DISTANCIA HACIA EL PUNTO DE COSTA INDICADO (EJ. 12.500KM).
 
 
 

Estas flechas están unas montadas encima de otras pero en ocasiones, se superponen utilizando incluso el mismo ángulo de orientación. En estos casos, siguiendo la misma orientación, se encuentran dos objetivos de costa diferentes: uno, el de la flecha más pequeña, al que se llega utilizando la escala proporcional al grosor de dicha flecha multiplicada por la longitud de la misma. Y dos, la flecha más grande, con la que pasa de igual modo, dando este un resultado mucho mayor. Esta medida fue necesaria si se quería aprovechar convenientemente este terreno.

Las diferentes escalas utilizadas en Nazca son, al menos de momento, sobre el orden de 7: 1/1.000_ 1/10.000 – 1/15.000 – 1/20.000 – 1/25.000 – 1/40.000 y 1/50.000.

Estas escalas son utilizadas dependiendo de la distancia a la que está el objetivo de costa. En muchos casos si la distancia con el objetivo es menor o igual a 10.000 kilómetros, la escala utilizada será desde 1/1.000 a 1/10.000. Si la distancia con el objetivo supera los 10.000 kilómetros, las escalas serán la 1/15.000 y la 1/20.000 pero si la distancia supera los 15.000 kilómetros, se utiliza la escala 1/40.000, 1/50.000; para la escala más pequeña (objetivos a menos de 1.000 metros) será utilizada la 1/1.000.

Explicaremos más adelante la adecuación del plano al terreno existente. Ahí aclararemos el porqué de esas medidas, el porqué de dichas escalas; su funcionamiento y función principal pero por ahora sigamos con los demás elementos, por partes.

Es aconsejable que no intente encontrar sentido a las formaciones que vemos en este tipo de agrupaciones ya que dicha forma carece de utilidad alguna. Debe prestarse atención a la distancia entre cada punto, la cual esta ya preestablecida para marcar un tamaño porque su función principal era la de dar un ejemplo de proporción al viajero que, conociendo previamente esta «medida universal» y comparándola luego con la imagen que recibe desde los cielos, puede calcular a qué altitud se sitúa y así poder nivelar la altura hasta alcanzar la requerida para acceder a la información que en el plano se expresa.
 
Podemos además encontrar algunos ejemplos más en las cercanías de Nazca, donde a pesar de que la técnica de construcción es diferente, su función no fue otra que la de referenciar un tamaño acordado para poder así alcanzar la altura requerida tanto para no colisionar con colinas como para acceder a la información en el plano. En esta ocasión se han excavado pequeños agujeros o pozos en la arena, al contrario que, las otras marcas de la llanura, que son lo opuesto: montículos en lugar de hoyos. Curiosamente tienen un parecido.
 
Finalizaremos la lista con nuestras famosas amigas las figuras; como son el mono, la araña, la espiral o el colibrí. Estas están repartidas por toda la geografía nazqueña acompañando a diversas flechas y líneas.

Estos son los elementos (junto con los puntos, cuadrículas y líneas finas) más pequeños del plano de Nazca; una curiosidad se añade a estas figuras. Cada una está rematada en una patilla o línea que la une con una flecha en concreto. Ello significa que existe una relación entre dicha figura y cada flecha, aportando únicamente su significado a la flecha seleccionada. Esto nos lleva a deducir que estas figuras no son otra cosa que signos o símbolos, que aportan un significado concreto a la dirección y medidas de la flecha, en consecuencia simbolizan el lugar (o los animales y personas que allí se encuentran) que se consigue al seguir dicha dirección la cantidad de kilómetros calculada al multiplicar la longitud por la escala a la que se trabaja.

Otra de nuestras hipótesis es deducida por su funcionamiento más que por la noción de lo que para nosotros es normal, es decir, más próxima a nuestros datos que a lo que podamos esperar y apunta otra posibilidad. En el caso de las agrupaciones de líneas y las intersecciones direccionales, estos iconos nos dan a entender que simbolizan no uno sino varios rumbos, los representados por tales combinaciones lineales. Esto quiere decir que podían representar sólo eso, una situación en este gran plano en concreto. No necesariamente la representación de ese lugar aunque ello sea mucho más atractivo para nosotros.


Al navegante, si sabía en qué orientación se encontraba y conociendo el icono que representaba tal agrupación de líneas, le era «relativamente sencillo» encontrar el rumbo ya que estas agrupaciones facilitaban eso, el agrupar estas orientaciones ordenadamente, habiendo tan sólo un par de ellas hacia el norte, otra hacia el sur y lo mismo con el Este y el oeste, con las que este «navegante de los cielos» reduciría al mínimo la posibilidad de irse por un camino incorrecto. Era evidente, imposible perderse.


Actualmente nuestro equipo trabaja activamente en encontrar todas estas relaciones. De momento la colaboración está siendo todo un éxito y pronto podremos relacionar todos los símbolos.

Por otro lado aportaremos a la ciencia el Mayor Plano del Mundo, de carácter gratuito, libre y podremos al fin conseguir lo que tanto soñamos: salvar Nazca.

Bien, ya hemos conocido los diferentes elementos y sus funciones. Ahora vamos a más.

Como ya dijimos, Nazca es el mayor plano de coordenadas del mundo, y decimos del mundo, en sus dos sentidos. Me explico: por un lado es el de mayor tamaño que existe en nuestro planeta y por el otro es la representación del perfil costero de todo el globo.
 

 
Primero hay que pensar que el planeta en el que vivimos es una esfera y no un plano. En realidad dicho plano es sólo una representación bidimensional de una geografía tridimensional…
 
 
 
 
 

 
No sólo por su relieve sino por dicha forma esférica. Los rumbos de dichas líneas y flechas parten de todas direcciones cruzando el globo longitudinalmente y finalizando su trayecto en el lado opuesto del mundo al valle de Nazca, el que curiosamente se localiza muy cerca de Angkor Bath, en Camboya, tierra no menos misteriosa, donde las orientaciones norte – sur de sus ciudades/templo se midieron con una precisión increíble.




 


Las famosas Líneas de Nazca son tan numerosas que al extenderlas cubrimos casi la totalidad del planeta. Solo existen líneas en rumbos cuyo recorrido se topa en algún punto determinado con tierra firme, de modo que si este caso no se diese o tan solo se topase con mar en su camino durante una gran distancia, dicha línea no sería reflejada. Medida que se toma con el fin de aprovechar el máximo terreno posible y simplificar el trabajo.

 
 
Es decir, encontramos un mayor número de flechas hacia direcciones dónde existen más costas cercanas, en este caso hacia las direcciones Este, (dónde encontramos la costa Este de América y la Oeste de África) dirección Norte, con Mesoamérica y Norteamérica, y dirección Sur (con las costas de la Antártida).
 
 

Pero en el caso de la dirección Oeste, dónde tan sólo encontramos las inhóspitas aguas del Pacífico, curiosamente el número de flechas que indican dicha orientación, es mucho menor, limitándose tan sólo a direcciones que llevan a las principales islas, como Pascua, Tahití y las Marquesas.



Al comienzo de nuestro estudio, la existencia de diferentes orientaciones nos llevó a pensar que Nazca trataba de informar de la localización de diferentes enclaves importantes en nuestro planeta. Los cálculos nos demostraron algo más grande, una función más importante, ya que representan con sus puntos finales e intermedios (que se extraen del estudio de kilometraje y trayectoria) las diferentes costas del planeta tierra.



SU DISPOSICIÓN


Pues bien, entendido queda por qué las líneas indicaban zonas de tierra y no se fabricaban para rumbos en los cuales no había donde apearse. Ahora pasaremos a ver el porqué de la disposición de las líneas que vemos aquí, en este valle. También comentaremos el porqué de dicho orden, tan necesario para estos aeronautas de la antigüedad. Muchos se extrañan al ver tantas líneas que se cruzan sin un orden aparente porque son miles y es muy difícil distinguirlas además, parten tanto del exterior como del interior creando extrañas intersecciones.

Procedamos a comentar las razones que llevaron a dichos constructores a diseñar Nazca con tal disposición y no de otra forma, como cabría de esperar para nosotros.

¿PORQUE SE CONSTRUYÓ ASÍ?
Para entenderlo hay que reflexionar; si usted quiere realizar un gran plano con el que se pueda adoptar un rumbo adecuado con un aparato que vuele, (y si hablamos de volar, hablamos de la forma más rudimentaria de sustento en el aire, la aeronáutica, que necesita de un aparato como medio) hay que entender que son necesarios unos cuantos metros para asegurar una correcta orientación por tanto necesitamos tener el mayor espacio posible y una llanura lo suficientemente recta, en caso contrario seríamos nosotros quienes artificialmente alisásemos las zonas que faltan y ese es un caso muy visto en este valle.

Seguro que hubiésemos entendido al momento su significado si nos hubiésemos encontrado aquí con los cuatro puntos cardinales, con dos ejes cruzados y sus debidos Norte, Sur, Este y Oeste, pero esto no fue posible debido a la necesidad de espacio y al gran número de rumbos. Se intentó por todos los medios crear la menor confusión de líneas posible. Ante esta situación, tenemos tres alternativas:

La primera es la que ya comentamos, se toma un punto central y se marcan los puntos cardinales, a partir de ahí sacan las líneas hacia el exterior indicando los rumbos. Este caso les era imposible ya que de ese modo las líneas tan solo medían la mitad del valle y en el centro, la separación entre unas y otras sería mínima y causaría confusión.
 

 
La segunda alternativa que seguro valoraron consiste en atravesar desde el exterior hacia el interior el recorrido de la línea para que de este modo, se pueda aprovechar el tamaño total del valle. Pero había un problema, de esta manera la maraña de líneas acumuladas en el centro confundiría al navegante por el mismo motivo que en la alternativa anterior.
Esquema lineal desde fuera hacia el interior, había más espacio, pero la confusión era la misma.


Por tanto, se optó por la tercera opción, y es ésta, la de Nazca, que combina estos puntos de partida desde el exterior hacia el interior con otros puntos e intersecciones repartidos en la zona intermedia del valle como se puede apreciar en el siguiente cuadro: Esquema lineal que reproduce el "SISTEMA NAZCA", la solución perfecta para aprovechar espacio, pero crear la mínima confusión posible.

Esto tiene una explicación, a mayor número de intersecciones, menor carga lineal recibe cada intersección, lo cual permite que las diferentes líneas que parten de cada punto, estén más separadas y la confusión sea mínima. Un sistema genial.

 

A estas líneas o rumbos, necesitaremos añadirles varios elementos para poder realizar el cálculo, pero que sean menos visibles para no crear más confusión. Estos elementos serían precisamente los que ya hemos tratado, las flechas, líneas de cota y de referencia, iconos… etc.


Con el Gran Plano de Nazca, se podía llegar a cualquier parte, este sistema de cálculo fue todo un éxito. Consiguieron representar las costas más lejanas, incluso las del otro lado del mundo.
Además de estas flechas cercanas a Nazca, en la costa peruana también se pueden encontrar otras señales, una de las cuales apunta a Brasil indicando una longitud de 400 metros, justamente, hacia la costa.




   



Tampoco olvidemos la existencia de una línea recta que sigue la dirección norte - sur desde el centro del valle de Nazca hacia la costa y que facilita así el acceso hacia el valle.






En conclusión, Nazca fue un plano de coordenadas que indicaba la costa a quien pudiera leer el mensaje y llegar al destino. Sé que esta afirmación supone unas consecuencias más que inquietantes pero está basada en una observación profunda de la geometría que allí se dispone y que implica necesariamente unos conocimientos de la geografía terrestre, además de una tecnología y una concepción técnica no atribuidas hasta la fecha al hombre antiguo.

Existen muchas más pruebas de estas indicaciones a lo largo y ancho del globo, las cuales contemplaremos al visitar países como Francia (con sus estrellas), el Sahara (con sus famosos boomerangs), Inglaterra e Irlanda (con sus caballos y hombres q saludan al cielo) y muchos más.